...


L.

"La muerte, puede parecernos una puerta cerrada. Pero una puerta cerrada, no significa que se termine el camino. Como el silencio, no significa ausencia de palabra, sino de voz. Esa voz que frente al misterio, hay que aprender a escuchar con el corazón. Nuestro viaje prosigue, y para que éste no sea en vano, hay que multiplicar el amor, que de esa mujer admirable, recibimos ¡Su herencia de amor! Pues sólo él, vencerá la muerte. Y sólo en el amor, nuestra vida cobrará su pleno sentido. "

- N.,
25 de febrero 2005

Labels:

12 comments

el discurso artístico


Joseph Kosuth Titled (Art as Idea as Idea) 1967.

Cuando se escribe de arte, realmente cuando se escribe de cualquier cosa que queremos presentar como trascendente, los escritores se suelen poner muy serios. Muy teóricos (según el Diccionario de María Moliner, dícese del que conoce las cosas o las considera tan sólo especulativamente), se plantean escribir unos textos profundos, cargados de contenido que realmente nadie entiende y que los que dicen entenderlos jamás explican.(....)esa verborrea huera se está convirtiendo en estilo y parece que nadie, o muy pocos, se paran a pensar en los grandes problemas que esta tendencia puede traer a la ya de por sí complicada relación entre el arte contemporáneo y un público tal vez no tan contemporáneo. Esta distancia cada vez más extensa que hay entre la obra y el espectador se amplía sistemáticamente cuando alguien se empeña en explicar, en escribir sobre la obra y sobre el artista.(…)A veces pienso que estos escritores…sufren una enfermedad similar a la que sufrió en su día el famoso hidalgo Don Quijote: a fuerza de leer libros de teoría se han olvidado de la realidad y se han sumergido en un mundo de tesis, aforismos, neologismos, etc, etc, que les impide estructurar una frase sencilla, con sujeto, verbo y predicado.
-Rosa Olivares
Teoría, teóricos, teorética, teorizante, teomanía publicado en Exit Book N.3, 2004. p.51-52

-El discurso postcolonial es evidente en su plástica. Si observan bien este lienzo verán cómo el artista maneja ideas sobre “lo caribeño” para reformularlas y, a su manera, deconstruirlas...
El renombrado crítico se encontraba rodeado por su público. Todos le miraban atentamente. Una señora acariciaba su collar de perlas mientras decía suavemente: Qué interesante…
Una estudiante tomaba notas frenéticamente.
Un hombre mayor se acercó al cuadro y dijo en voz alta: Yo no veo nada de eso. Su esposa avergonzada le dio un codazo.
El hombre continuaba con su discurso. Al pronunciar cada palabra, echaba su cabeza hacia atrás y cerraba un poco los ojos.
-
Me parece un planteamiento casi foucualtiano. Aquí el artista ironiza las estructuras sociales y el desarrollo histórico del occidente...
Al escuchar la alusión a Foucault la estudiante abrió los ojos e incrementó la velocidad de sus apuntes. Otro joven posicionó sus manos debajo de su quijada para dar aire de intelectual. Los demás seguían degustando el vino en silencio.
Fue entonces cuando él entró. Era un hombre corpulento de piel morena y pelo rizo. Sus labios carnosos estaban pintados de rojo. Sus ojos brillaban de un azul radiante. Llevaba puesto un traje que diseñó especialmente para la apertura de su exhibición. La falda estaba hecha de de pañuelos de distintos tamaños y colores. Las telas se alborotaban cada vez que meneaba sus caderas. El efecto era casi como si se tratara de una pieza de arte cinético.
El crítico seguía ofreciendo su sabiduría pero nadie le escuchaba. Aquella diosa andrógina terminó acaparando toda la atención. El crítico notó que perdía su público y comenzó a hablar con más fuerza. En eso, la diosa reposó su brazo sobre la espalda del hombre.
-Hola. Ay, veo que están hablando de uno de mis cuadros favoritos. Sigan, sigan...no paren por mí.
Todos observaban la escena con una mezcla de horror y fascinación.
El crítico titubeó un poco y continuó con su análisis. El hombre-diosa miró a los oyentes tácitos. Luego observó el rostro del crítico. No pudo contenerse y se echó a reír.
-Bueno, ¡entonces yo no sabía lo que estaba haciendo!
Les soltó una enorme sonrisa y se fue con su sensual tongoneo a saludar a otras personas.

Labels: ,

17 comments

cuerpos: tres cuentos


Soy una falsa. Dije que me iba a apartar del blog y sigo publicando. Me nacieron estos tres cuentos y no pude resistir joder un poco con la cursilería de San Valentín...jejeje. Ahí se los dejo en lo que de veras tomo una pausa.

I

Cuando terminaron lo único que quedó fue el silencio. Él botó el condón usado e intentaba recuperar la respiración. Ella lo observó desde la cama.
Él la miró mientras ella buscaba su ropa interior.
Quédate, pensó para sí. La noche es joven.
Con los ceños fruncidos se vistió rápidamente.
Quisiera quedarme, pensó ella, pero no puedo. Esto es demasiado incómodo.
-Bueno, le dijo con una sonrisa esforzada. Adiós, chico. Nos vemos.
-Adiós, respondió él.
Ella cerró la puerta y él encendió un cigarro.

II

-Hola, cariño; dijo él al entrar a la casa.
-Hola, respondió ella mientras pasaba la página de algún catálogo.
Él fue directo a la cocina para calentarse lo que ella le había preparado.
-¿Todo bien en el trabajo?
-Sí. Todo bien, respondió él desde la cocina. Sacó el plato del microondas y se sentó en la mesa. Los cubiertos resonaban por toda la casa.
-¿Está bien de sal?, preguntó ella sin mirarlo.
-, dijo masticando la carne.
-Bien, respondió ella y circuló algo que le interesaba comprar.

III

Tus labios arroparon mi pene. Cerré los ojos al sentir las cosquillas de tu lengua juguetona.
-Nunca me lo habían chupado así, te dije vergonzosamente.
Te reíste un poco ante mi comentario.
Me viraste con fuerza y colocaste mi cabeza sobre la almohada.
Sentí cómo te deslizabas dentro de mi cuerpo. Me sujetabas con tus manos y me empujabas hacia ti. Dentro, dentro…cada vez más adentro.
En ese momento se esfumaron las viejas preocupaciones. Lo único que existía era tu cuerpo entremezclándose con el mío. Sangre. Semen. Saliva. Sudor. Sólo estábamos tú y yo, anestesiados por el placer.
Al rato sentí que estremecías y caíste rendido sobre mi espalda.
Salí de aquel motel sin aliento. Tu olor permaneció conmigo mientras guiaba de regreso. Entré a mi casa. Mis labios todavía me sabían a ti. Me duché y aún así mi piel retuvo tu humedad. Fui hacia la cama. Allí estaba ella, plácida y serena. Me acosté cuidadosamente para no despertarla. El aire insistía en entrar y salir por mis pulmones. Mi corazón continuaba latiendo. Eran indicios de la vida que pulsaba dentro de mí. Racionalmente lo sabía, pero removido de tu calor yo no era más que un cadáver: frío, inútil e inerte. Lo único que me salvaba era la promesa de nuestro próximo encuentro. Mientras tanto, mi cuerpo se desgastaría al compás de esta insulsa existencia.

El último también fue publicado en Estruendomudo.

Labels: ,

25 comments

me escribo escribiendo a mi personaje


M.C. Escher. Drawing Hands, 1948 (litografía).

He descubierto por qué soplé en la carne de Ángela: fue para tener a quién odiar. La odio. (...) ¿Querré a Ángela Pralini para desarrollar un sentimiento que es ardiente e insomne, el sentimiento de odio que ahora me hace ejercer porque ella me enseñó a odiar? ¿Estamos como ligados para siempre? Yo la quiero. Sé que un día me apartaré de ella, pero mi miedo es no olvidarla y quedarme con esa mancha oscura en mi alma.
-Autor

Un soplo de vida
por Clarice Lispector

Quisiera escribir sobre un personaje interesante. Un hombre que sea valiente, activo, dinámico y que contribuya positivamente a la sociedad. Debería dedicarle estas letras a una vida que merezca ser leída.
Lamentablemente este no es el caso de mi personaje.
Ahora mismo está sentado frente al televisor con una sonrisa pendeja dibujada en su rostro. Él se regocija viendo vulgaridades. Preferiría que él hiciera algo más productivo con su tiempo, pero él es así. Estoy consciente que sería plausible obligarlo a mi voluntad. Lo sé muy bien. Simplemente no soy capaz de irrumpir en su vida.
Todo comenzó hace tiempo. Yo estaba cepillándome los dientes cuando él, hombre frágil y defectuoso, penetró mi conciencia. Enseguida me senté a escribir y desde entonces estoy condenada a él. Soy testigo de cada palabra, cada sensación, cada gesto que componen su existencia. Mi personaje anda sumergido en su cotidianidad y yo le sigo con mis palabras.
A veces experimento un incontenible deseo de sentenciarlo al olvido. Sin embargo, persisto en esta fallida escritura. Tengo que reconocer que hay algo en él que me cautiva. Detesto su banalidad, sí, pero me maravilla su implacable alegría de estar vivo.
Ahora mi personaje está involucrado en su ritual diario de autogratificación sexual. A veces goza demasiado de su cuerpo. Ya terminó. Mira su reloj y sabe que pronto tendrá que ir al trabajo. Necesita el dinero para continuar deleitándose de la concupiscencia que caracteriza su vida. Se baña apresurado para sentirse nuevo. Justo antes de salir se toma una taza de café. La deja en el fregadero con intenciones de lavarla cuando regrese. Agarra las llaves y se va entonando una canción.
Mi personaje es un hombre sencillo, vulgar y en ocasiones un idiota. No hace nada interesante. No tiene grandes pensamientos...pero es mi personaje.

Labels:

10 comments

hoy


Una diosa me incitó a escribir...

Hoy
Pauso
Suspiro
Pienso
Emprendo mi lucha diaria. Sin ganas. Quisiera estar haciendo otras cosas.
Tomar café. Sentir el calor traspasándose a mis manos. Intoxicarme en su aroma. Leer un buen libro. Escuchar buena música, con un buen vino y buena compañía. Fumar...nada que decir a mi defensa. Escribir. Tener una buena conversación. Reír. Ver una película interesante. Perderme en un museo. Comer algo decadente. Dormir. Sentir una caricia deseada. Recibir la palabra justa en el momento justo. Cantar...aunque desafine. Revivir los momentos gratos del pasado. Sentir el calor del sol sobre mi piel. Ser mente idiota para...embobarme con la belleza de lo cotidiano. Tomar fotografías. Sentir el deslice del lápiz sobre el papel. Hundir mis pies descalzos en la arena. Caminar sin prisas...
Me gustaría hacer tantas otras cosas...
Pienso
Suspiro
Pauso
Hoy...sólo tengo hoy...

Labels:

11 comments

no apta para blogs...


Al parecer se ha puesto de moda cerrar los blogs. Llevo tiempo considerando escribir estas palabras pero cada vez que comienzo descubro algún blog que se me adelanta. No quiero ser un cliché más, pero ya llegó febrero y me toca hacer un "reality check". Hace poco le comenté a la compañera Ojitos que la vida se mueve más allá de un blog. A pesar de las exigencias de la vida siempre he sacado el tiempo para escribir mis cuentos (o mis pseudo poemas). Este espacio se ha convertido en mucho más que un mero pasatiempo. Aquí ha renacido mi pasión por la escritura. Ha sido sumamente refrescante compartir estos experimentos con ustedes, quienes por alguna razón toman el tiempo de leerlos. He crecido y me he reafirmado en mi fascinación por la palabra escrita. Lamentablemente cada vez se me hace más difícil continuar escribiendo aquí. Me he dado cuenta que he estado publicando simplemente por publicar. Mi mente anda en otros lados y estoy esforzándome a escribir sin ganas. No quisiera continuar así. Quiero escribir con convicción.
No estoy cerrando el blog. Sólo estoy tomando cierta distancia para aprovechar el tiempo que me queda con mi familia y para dedicarme de lleno a mis investigaciones. Seguiré publicando aquí, sólo que no con tanta frecuencia. Quiero escribir sólo cuando las palabras fluyan naturalmente, algo que no será posible mientras sienta tantas presiones.

25 comments

culpable del blog:

  • no apta para la humanidad
  • Puerto Rico
  • My profile

ineptitudes recientes:

evidencia completa de la ineptitud:

Creative Commons License
Esta página y todo su contenido está protegida por la siguiente licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial 2.5 License.

links:


ATOM 0.3



BloGalaxia Powered by Blogger and Blogger Templates