sonata en mi mayor para escuchar mientras se lee Rayuela


“Y era tan natural cruzar la calle, subir los peldaños del puente, entrar en su delgada cintura y acercarme a la Maga que sonreía sin sorpresa, convencida como yo de que un encuentro casual era lo menos casual en nuestras vidas, y que la gente que se da citas precisas es la misma que necesita papel rayado para escribirse o que aprieta desde abajo el tubo de dentífrico.”
-Horacio Oliveira
Rayuela (capítulo 1) de Julio Cortázar

primer movimiento

-“Tengo muchas ganas de verte”.
Olivia sostuvo el teléfono en silencio. Ya había escuchado estas palabras muchas veces y estaba demasiado consciente que carecían de significado.
-“¿Y?” le preguntó irritada.
-“Que quiero verte”, repitió.
-“¿Y para qué?”
-“Para vernos, hablar...me haces falta.”
Olivia rodó los ojos. Ahí mismo sintió un deseo incontenible de mandarle a la mierda. Sabía muy bien que él realmente no quería verla. Comenzó a mirar su habitación. Al lado de la almohada descansaba el libro que le acompañaba fielmente todas las noches. Fue entonces cuando se le ocurrió una manera de nivelar el juego.
-“¿Quieres verme?”
-“Sí”
-“Bueno, dejémoslo al azar. Yo no voy a acordar contigo ninguna cita. Búscame. Te doy un mes. Si me encuentras casualmente por esta ciudad...seré tuya una última vez.”
Al otro lado no se escuchaba nada. Finalmente Tomás dijo: “¿Un mes?”
-“Sí...suficiente tiempo. Un mes. Después de eso no me vuelvas a buscar.”
-“Bueno...si así quieres, pues te encontraré.”
-“Suerte", dijo Olivia y enganchó el teléfono aguantándose las ganas de reír.

segundo movimiento

Tomás estaba en una barra con unos amigos. Conversaban sobre alguna película, o algún libro...en realidad ni él mismo lo sabía. Sus ojos brincaban de un lado al otro.
-"¿Estás buscando a alguien?", le preguntó un amigo.
-"No...no...estoy sólo pensando..."
Pero él sabía muy bien que sí buscaba a alguien. Miraba constantemente a la puerta esperando que Olivia irrumpiera en su espacio. Quería verla...tocarla...se llenó de tanto deseo que no podía casi contenerse. Esta ciudad no es tan grande...tendré que verla en algún momento...sería imposible.

tercer movimiento: scherzo 34/7

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy di-
Viernes por la noche. Todo el mundo está afuera. Termino mi
bujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez
cigarillo y me coloco en la cama. No tenía ganas de salir. Prefiero
tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para
quedarme leyendo este libro, mi libro, mi fiel amante. Paso las
deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que
páginas y me deleito con estas palabras. Hermoso. Acomodo la
deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca
lámpara para que ilumine mejor el recorrido que van haciendo
elegida entre todas, con soberana libertad, elegida por mí para
mis ojos. Y en toda esta comodidad no puedo evitar pensar en ti.
dibujarla con mi mano en tu cara, y que por un azar que no busco
¿Estarás buscándome? Me divierte la idea pero dudo que seas tan
comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por
pendejo. Quizás lo eres. Quizás no te conozco lo suficiente. Tus
debajo de la que mi mano te dibuja.
palabras comienzan a retumbar por mi mente. Realmente nunca
Me miras, de cerca me miras, cada vez más cerca y entonces
nos hablamos. Tú ibas por tu lado y yo por el mío. Las instancias
jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y los ojos
se dieron desde el cuerpo. Tus manos deslizándose por las
se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se
mías.Tu boca rozando la mía. Eso fue todo. Quizás te quise...pero
miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan
eso fue hace mucho tiempo. Ahora ya no queda nada. Sólo
tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas
recuerdos fugaces de tu piel. Tu piel morena. Tu piel dura. Tu piel
la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire
suavemente acariciando la mía. Fue eso y nada más. Una música
pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces
cacofónica creada frágilmente entre dos cuerpos. Tú y yo en el
mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la
silencio de noches como ésta. Tú y yo rechazando por un
profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos
momento la vida y la soledad. Tú y yo en una terriblemente
la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de
efímera coincidencia. Nosotros, un colectivo que nunca existió.
fragancia oscura. Y si nos mordiéramos el dolor es dulce, y si nos
Un tácito desencuentro. Sí, quizás te quise...pero el tiempo ha
ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento,
borrado todo sentimiento y sólo me quedo con vestigios de tus
esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo
huellas en mis sábanas, las mismas sábanas que ahora cobijan mi
sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una
cuerpo cansado.El tiempo pasó velozmente. Yo me quedo sola,
luna en el agua.
buscándote entre estas palabras de Cortázar. Encontrándote, perdiéndote, diluyéndome en la historia que leo. Voy reviviendo el pasado que se convierte en verbo presente, demasiado presente en mi carne.

cuarto movimiento

Jugamos esta rayuela atrofiada. Jugamos sabiendo que nadie ganará. Jugamos sabiendo que ninguno de los dos está realmente jugando. Jugamos, como siempre, jugamos...

La rayuela se juega con una piedrita que hay que empujar con la punta del zapato. Ingredientes: una acera, una piedrita, un zapato, y un bello dibujo con tiza, preferentemente de colores. En lo alto está el Cielo, abajo está la Tierra, es muy difícil llegar con la piedrita al Cielo, casi siempre se calcula mal y la piedra sale del dibujo. Poco a poco, sin embargo, se va adquiriendo la habilidad necesaria para salvar las diferentes casillas.

Voy por las calles buscándote
como el tonto que bien sabes que soy.
Imagino tu silueta por todas partes
tu silueta de mujer pequeña.
Olivia, te veo en todos los rostros
pero no te encuentro.
Una parte de mí quiere que me encuentres.
Camino por las calles sintiendo
que la ciudad me observa.
Pero sé muy bien que aunque lo intentaras
no me encontrarías.
Nunca te volveré a ver.

...y un día se aprende a salir de la Tierra y remontar la piedrita hasta el Cielo, hasta entrar en el Cielo...lo malo es que justamente a esa altura, cuando casi nadie ha aprendido a remontar la piedrita hasta el Cielo, se acaba de golpe la infancia y se cae en las novelas, en la angustia al divino cohete, en la especulación de otro Cielo al que también hay que aprender a llegar. Y porque se ha salido de la infancia...se olvida que para llegar al Cielo se necesitan, como ingredientes, una piedrita y la punta del zapato.

No te encontraré
No me estarás buscando.

...la piedrita tenía que pasar por el ojo del culo, metida a patadas por la punta del zapato, y de la Tierra al Cielo las casillas estarían abiertas, el laberinto se desplegaría como una cuerda de reloj rota haciendo saltar en mil pedazos el tiempo de los empleados, y por los mocos y el semen...se entraría al camino que llevaba al Kibbutz del deseo, no ya subir al Cielo (subir, palabra hipócrita, cielo, flatus vocis), sino caminar con pasos de hombre por una tierra de hombres hacia el kibbutz allá lejos pero en el mismo plano, como el Cielo estaba en el mismo plano que la Tierra en la acera roñosa de los juegos, y un día quizá se entraría en el mundo donde decir Cielo no sería un repasador manchado de grasa, y un día alguien vería la verdadera figura del mundo, patterns as pretty as can be, y tal vez, empujando la piedra, acabaría por entrar en el kibbutz.

¿Y si de repente abro una puerta
o giro por una esquina
y apareces tú?
¿Y si cierro los ojos y al abrirlos
me encuentro con tu sonrisa?


¿Y si ocurre lo implausible?
¿Y si reviertes mi cinismo?
¿Y si lograras desafiar esta ciudad?
La magia, Tomás,
¿dónde está la magia?

Los días van pasando. El tiempo se derrite con el calor que arropa esta ciudad. Una leve brisa como un aliento seco revuelca algunos papeles que alguien tiró por la calle. Los transeúntes desfilan ante mis ojos. Ya ni me fijo. Todos son iguales. No sé dónde estarás. No sé lo que harás. Los músicos empacan sus instrumentos y se van sin saber cuándo volverán a tocar juntos. Sólo quedan los ecos de aquellas sonatas que retumbaban por las paredes. Sombras, sólo sombras. Sombras que se esconden y que nunca volveremos a ver con claridad. Me quedo con los recuerdos y con unas palabras enterradas en algún libro que reviven tu presencia inscrita ya en mi piel.

Labels: ,

26 comments

wake up call


Estaba caminando de regreso a mi apartamento. Había dejado en el correo una caja inmensa para enviarla a casa. Me sentía sumamente cansada e iba completamente sumergida en mis pensamientos. Y así, caminando tranquilamente por la calle cayó un ladrillo justo a las puntas de mis pies. Una fracción de segundo, tan sólo una fracción de segundo me separó de ese ladrillo. Todo el mundo se quedó mirándome. Yo me paralicé sin entender muy bien lo que había ocurrido. Vi los pedazos del ladrillo en la acera. Miré hacia arriba tratando de entender de dónde había caído. Un viejito alzó su cabeza y comenzó a gritarle a alguien que yo no veía de donde estaba parada. Mis ojos se cruzaron con un muchacho que acababa de salir de un cyber. Su rostro me decía: "Por poco..." Sentí que en ese momento me había convertido en una especie de fantasma...como si todos los que observaron la escena estuvieran conscientes que yo seguía viva de milagro. Seguí caminando sin poder pensar en nada. Llevaba semanas ensimismada por mis estreses. Un ladrillo y una mínima fracción de segundo eran todo lo que hacía falta para despertar. Qué patéticamente frágil es la vida...

Labels:

7 comments

intermezzo


intermezzo
1.
(voz it.) m. mús. Composición musical instrumental interpretada al comienzo o en el entreacto de una ópera, antes de levantar el telón.
2. Composición musical breve e independiente.
3. Ópera cómica en un solo acto que se representaba en los entreactos de una ópera seria, en el siglo xviii.

Y de repente... ¡paf!
No se veía nada pero Tomás entendió exactamente lo que había pasado. Ella estaba acorralada en la pared, trató de brincar sobre su cuerpo y ¡paf!
Sólo se veía una leve sombra pero sabía que Olivia estaba desnuda sobre el suelo.
-¿Estás bien?
-Sólo a mí se me ocurre una anormalidad como ésta.
Tomás se rió un poco. "Es una forma original de empezar el día..."
-Sí, seguramente, dijo mientras se levantaba.
Siempre fue así. En algún momento le entraba la desesperación de salir corriendo. Todavía estaba oscuro. Serían las 5...6...de la madrugada. Esta tipa está loca, pensó.
-¿Huyes de nuevo?
-No estoy huyendo...Prefiero dormir en mi cama. Mejor para los dos ¿no?
Pausó un momento en lo que se ponía los pantalones.
-Además, continuó, ¿qué diferencia hace si me quedo o no?
-La diferencia entre dormir tranquilamente o despertar con un golpe...
Afortunadamente era oscuro pero Tomás sabía muy bien que lo mandaba a la mierda con sus ojos, con esos enormes ojos que parecían absorber el mundo entero cuando los abría.
-¡Puñeta! ¡No encuentro mi blusa!
-Espera que prendo la luz.
Olivia se movía desesperadamente por el cuarto.
-Olvídalo. Total, si me pongo el abrigo no se nota. Me la das después.
-Que esperes un momento y te ayudo.
Sí...está loca, pensó mientras ponía su mano debajo de la almohada.
-Aquí está.
Extendió la mano para dársela y vio que ya se había cubierto con el abrigo.
Olivia tomó la blusa y la escondió en su cartera. Él se quedó observando cómo ella trataba de acomodar las cosas en el pequeño espacio. Siempre llevaba consigo un hacinamiento de porquerías: papeles, pinta labios, lápices, bolígrafos, recibos viejos, llaves y a veces hasta libros. Ahora se le sumaba una pequeña blusa al contenido de esa tumultuosa cartera.
-Te acompañaría hasta la puerta pero...
-No te preocupes. Sabes que conmigo no tienes que ponerte con esas cortesías.
-Ya sé que no te importa, pero no es sólo por ti.
-Da igual, chico. Quédate durmiendo. Nos vemos luego.
-Bueno, pues, qué descanses.
-Igual.
Tomás la sintió recorriendo el pasillo. Al rato escuchó la puerta. Meneó un poco la cabeza.
Es artista, no podía ser de otra manera. Se volvió a reir de la escena y trató de dormir en esa cama ahora impregnada del perfume frutoso que siempre quedaba cuando Olivia ya no estaba.

Labels: ,

13 comments

update del post: "pornografía" en el ICP


Le envié al contralor la carta que había escrito sobre la controversia con la revista del ICP. Aquí está la respuesta que recibí:
Respondemos a su comunicación por medio electrónico del 31 de mayo. En la misma expresa su opinión respecto a las noticias relacionadas con la publicación de la Revista del Instituto de Cultura Puertorriqueño (Revista).
Respetamos su opinión al igual que la de cualquier otra persona que pueda estar en desacuerdo con el descargo de nuestra función fiscalizadora, pero no concurrimos con su apreciación. La posición de esta Oficina respecto al contenido de la Revista y al uso de fondos públicos para la publicación de la misma está contenida en el Informe de Auditoría CP-06-29 emitido el 22 de mayo de 2006 del Instituto de Cultura Puertorriqueña. Específicamente, el Hallazgo 1 – Publicación de imágenes o fotos representando violencia gráfica y de contenido sexual explícito en una de las revistas del Instituto.
Le invitamos a que lea nuestro informe en su totalidad el cual puede ser accedido en nuestra página de Internet
http://www.ocpr.gov.pr/.

Cordialmente,

Manuel Díaz Saldaña


Bueno, inútil seguir escribiéndole. En realidad no pensaba que iba a cambiarle la opinión a nadie. En la carta parecen sugerir que no he leído el informe. Al contrario de estas personas quienes censuran un artículo sin leerlo, yo sí tomé la molestia de leer el informe.
Algunas cosas que saltaron a mi atención cuando lo leí y que ahora comparto:

1) La alusión a la pornografía y por alguna razón se menciona la pornografía infantil...What?? En ninguna de las imágenes aparece nada alusivo a niños ni a pornografía. Más adelante en el informe se dice que las “Algunas de las imágenes o fotos presentan explícitamente la desnudez de la mujer en manifestaciones de conducta sexual, de tal manera que, al considerarse la totalidad de su contexto, pudieran resultar ofensivas y nocivas para los niños y jóvenes de acuerdo a los criterios contemporáneos de la comunidad y son contrarios a los mejores intereses de éstos.”
-Ninguna de las mujeres que aparecen desnudas están involucradas en actividades de conducta sexual...pero NINGUNA...el hecho que al ver estas imágenes se piense que están involucradas en conductas sexuales denotan dos cosas: que lo único realmente pornográfico está en las mentes pervertidas que ven esas imágenes como algo sexual y en segundo lugar, la misoginia tajante que no puede ver el cuerpo desnudo femenino sin atribuirle cargas sexuales. (Precisamente estos performances intentaban ir encontra de esta carga sexual. Eran críticas a una sociedad que ve y utiliza a las mujeres única y exclusivamente como objeto sexual o como un medio de procreación.)
- Que resulten ofensivas y nocivas para los niños es una ridiculez y tontería suprema. ¿Qué niño va a leer esta revista? ¡Por favor!!! Además, dudo fuertísimamente que un niño tenga la malicia de leer pornográfico donde no hay ni rastros...Esto no está escrito ni dirigido para niños. Tampoco para “jóvenes” aunque aquí no quedan claras las edades que comprende el término. Esto es para ADULTOS, ACADÉMICOS Y SERIOS!!!
2) La violencia gráfica. Donde detalla supuestamente el contenido de “violencia gráfica” se escribe lo siguiente:
“...se incluyeron otras once imágenes o fotos que representan actos violentos llevados a cabo por el artista que realizaba el performance, tales como, mutilaciones y cortaduras en la piel utilizando navajas y tachuelas.”
No encuentro estas 11 imágenes. La cita sólo aplica a dos imágenes, casualmente de dos mujeres: Diamela Eltit y Gina Pane. Pero estas imágenes no muestran ninguna violencia gráfica. En el caso de Eltit se ven las cicatrices y quemaduras que la artista se creó durante un performance. El acto en sí mismo fue violento pero la imagen no muestra esta violencia y a mis ojos no resulta ser nada gráfica. En el caso de Gina Pane se reproduce un detalle de uno de los momentos de su Azione Sentimentale (1973). En el mismo la artista llevó acabo un performance que se lee como una carta de amor desangrada a su amante (mujer, sí, era lesbiana...ya que están en ésas ¿por qué no se aprovecha para condenar la homosexualidad y así dejarnos claro el control que tiene el Opus Dei sobre el gobierno?). Entre otras cosas, Pane, vestida de blanco, llevaba unas rosas rojas. Comenzó a enterrarse las espinas (NO son tachuelas!!) de la rosa en su brazo. Luego colocó un pétalo sobre su mano y con un cuchillo dibujó los contornos de una rosa...convirtiendo su mano en la flor y su brazo en el tallo. Sí, fue algo violento, pero muy metafórico. Más allá de lo que se pueda pensar del arte de Pane, quien siempre trabajó con la poética del dolor, la imagen en sí misma no muestra ninguna violencia gráfica. Se ve sólo una mano aguantando una navaja sobre la otra. La imagen sola no evoca violencia.
En cuanto a los otros performances ilustrados sólo otros dos podrían tener algo de violento pero francamente no se ve de las imágenes. En Trademark, de Acconci aparece el artista (quien se entiende que está desnudo pero no se ve absolutamente nada) en variadas posiciones. Él estaba mordiendo su cuerpo y luego pintaba sobre las marcas que iba dejando. De las imágenes no se entiende lo que hace y en efecto parece más bien un niño jugando que otra cosa. (Sobre el particular de los artistas del performance y su actitud “infantil” respecto a sus propios cuerpos recomiendo el libro de Linda S. Kauffman Bad Girls and Sick Boys: Fantasies in Contemporary Art and Culture.) El otro performance es In memoriam, de Nelson Rivera. Aquí sí que no se ve absolutamente nada. De este performance lo único que se ven son tres fotografías una de las cuales aparece una mujer vestida de enfermera aplicándole a Rivera tubos para extraer su sangre. Esto es lo que se ve, al menos...parece una imagen más médica que violenta.
A mí me parecen mucho más gráficas las imágenes que vemos a diario en los periódicos y en las noticias. Esas imágenes sí son violentas...y son reales. Porque a todos los que han creado este bochinche se les olvida que les guste o no esto ES arte y por tanto se trata de un asunto completamente distinto.
Lo que hace falta aquí es que se ofrezca una definición precisa de los conceptos que están en juego: "pornografía" (o la versión más suave de "contenido sexual explícito") y "violencia gráfica". Evidentemente no partimos de la misma definición. Si no definen bien lo que entienden por estos conceptos entonces queda abierta la posibilidad de que cualquier cosa sea entendida como "pornográfica" o "violenta". Además, recomiendo a los que han alzado su voz en contra del ICP que usen el diccionario de la Real Academia Española para que puedan leer el texto de Bernat P. Tort. A ver si así se enteran de qué están censurando. (De paso podrían leer algún planfeto introductorio sobre el arte contemporáneo...o que lean cualquier cosa...pero que LEAN antes de emitir juicios)
El énfasis que se le da al aspecto económico (a la inversión de fondos públicos en el Instituto de Cultura Puertorriqueño) me hace pensar que lo que está en cuestión realmente es el dinero. Como si no valiera la pena invertir los fondos públicos en una publicación cultural seria. Sobre la creación de la oficina de Revistas del ICP se escribe lo siguiente:
“La creación de esta Oficina obedeció a la necesidad de un organismo especializado en revistas o publicaciones seriadas que permitiese, entre otras cosas, proveer mayor atención y énfasis en los trabajos, de tal forma que éstos pudiesen contar con el peritaje y los fondos necesarios para garantizar su continuidad y calidad.”
Pues me parece si los fondos están ahí para asegurar la calidad pues deberían entonces de fijarse en la calidad y no la cantidad invertida. Además, si realmente nos preocupamos por la calidad de los escritos entonces no habría ningún problema porque el artículo de Tort es un escrito de calidad y tiene mucho mérito académico y teórico. Si se empiezan a limitar los temas que se puedan trabajar en una revista seria se entorpece precisamente la calidad. Además, los intentos de censurar esta revista ponen en peligro la continuidad de las publicaciones puesto que se está coartando la libertad de expresión y la autonomía necesaria para brindar un análisis académico. Este artículo presenta precisamente un paso hacia adelante, porque sobre estos temas en Puerto Rico casi no se escribe y no son muchos los textos teóricos sobre el arte en nuestro país.
En Puerto Rico no se debe de aspirar a echar hacia atrás sino a empujar hacia adelante. Es importante que se publiquen artículos que fomenten el pensamiento crítico, especialmente en un pueblo donde no tenemos memoria histórica y en el que son muchos los desequilibrios sociales.
Cierro mis reflexiones citando un pasaje que me pareció hermoso y que quizás todos, empezando por el contralor y el gobernador (ni hablar de energúmenos como Rosselló) deberían de leer y reflexionar mucho:
En esta sección Tort escribe sobre In Memoriam de Nelson Rivera y el significado que tiene la sangre en esta obra:
“Hay sangre que fue derramada (la de los dos independentistas, la del agente Conzález Malavé, la del artista) sobre el pan, el cuerpo que se ofrece al público y se arroja a la basura, es sangre sucia y difícil de digerir. El cuerpo manchado de sangre: el pueblo de Puerto Rico (la metáfora del pueblo como cuerpo ya se halla en las epístolas de Pablo), su historia. La mancha de la historia es el olvido. El cuerpo del artista es el cuerpo que se rehúsa a olvidar: ‘cuando hagan esto, háganlo en mi memoria’” (p.130 de la revista “obscena”)
El cuerpo aparece como una presencia fuerte que nos evoca a recordar esa historia que está inscrita en nuestra piel, en nuestra piel humana e individual y en nuestra piel de pueblo puertorriqueño. Estos performances, nos gusten o no, son actos en los que los artistas reclaman atención. Son cuerpos sintientes, pensantes, débiles, fuertes. Cuerpos que crean. Cuerpos que desde su piel nos invitan a reflexionar y a hacernos sensibles. En una época de creciente tecnologización la reivindicación del cuerpo humano no es mero capricho. La existencia se da desde el cuerpo. Pensamos, sentimos, lloramos, analizamos, cantamos, rezamos, vemos, escribimos, SOMOS desde el cuerpo. Somos cuerpo. Y esto no es nada malo.
Y ya...con este otro arrebato de desahogo abandono el tema porque ya no me queda nada más por decir y porque me da demasiada rabia. El gobierno hará lo que quiera y no hay nada que se pueda hacer. Me quedaré esperando que se inicie la hoguera para destruir los ejemplares de la revista...que es, en efecto, lo que falta.

Labels: , ,

10 comments

last dance


Olivia salió al pasillo convencida que nunca se volverían a ver. “Aquí terminó todo”, pensó mientras reajustaba la cartera sobre su hombro. Ya había proclamado como “última” otras ocasiones pero esta vez era distinta. Ella lo sabía. Ese día fue diferente. Olivia se había demorado unos minutos. Quiso hacerlo esperar aunque sabía que a él no le importaría. Cuando llegó vio que le había dejado la puerta abierta y entró como autómata hacia el dormitorio. Por primera vez no hubo alcohol ni nada que sirviese como preámbulo. Sólo estaban ellos dos. Comenzaron el mismo ritual de siempre. Se desvistieron entre risas. La recostó sobre la almohada y acarició tiernamente su frente. Ella se amarró a su cuello. En ese momento algo se quebrantó. Cerró los ojos y trató fútilmente de borrar sus pensamientos. Cuando terminaron ella permaneció en silencio.
Tomás continuaba con la misma naturalidad de siempre. Fumaban mientras conversaban sobre alguna tontería. Olivia sonreía pero sus ojos se concentraban en las cenizas que iba dejando cada vez que inhalaba. Él estaba ensimismado en alguna anécdota cuando se dio cuenta que dentro de poco tenía que ir al trabajo. Decidieron bajar juntos.
-“Si quieres espérame afuera en lo que busco mis cosas.”
Ella asintió. Apagó su cigarrillo y vio el último destello de fuego aniquilarse en el cenicero.
Esperando en el pasillo recordó aquella primera noche con Tomás. Fue un desastre. “La primera vez que uno tiene sexo con alguien siempre es la peor.”, dijo él en su defensa. “La mejor es la última.” Siempre se había preguntado cómo había llegado a semejante conclusión. Un año después contemplaba la posibilidad que fuera verdad.
Mientras él cerraba la puerta, Olivia se asomó por la ventana. Nunca se había percatado, pero detrás de ese edificio había un basurero. “¿Viste qué pocilga?”, dijo Tomás con las llaves en mano. Ella se quedó observando el panorama. Entre la basura se asomaban los esqueletos oxidados de algún edificio.
-“Creo que es la primera vez que veo tanta basura en España”, comentó.
-“Es igual que en todos los lugares del mundo, Olivia. Sólo que quizás en nuestros países la basura no está tan bien escondida.”
Ella esbozó una media sonrisa. “Quizás”, le contestó.
Volvió a mirar por la ventana. “Visualmente está genial”, dijo absorta por las luces y sombras que estaba viendo. “Me encantaría tomar una fotografía”. Tomás la miró y dijo cariñosamente: “Tú eres la artista. La próxima vez trae tu cámara.” Le soltó una guiñada y comenzó a bajar las escaleras.
Ella se demoró un instante más. “Sí…la próxima vez.”

Labels: ,

16 comments

boceto # 3


Al tercer intento comienzan a surgir delirios...
¿y si Dios no es más que un artista frustrado?

Labels:

4 comments

culpable del blog:

  • no apta para la humanidad
  • Puerto Rico
  • My profile

ineptitudes recientes:

evidencia completa de la ineptitud:

Creative Commons License
Esta página y todo su contenido está protegida por la siguiente licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial 2.5 License.

links:


ATOM 0.3



BloGalaxia Powered by Blogger and Blogger Templates