breve resumen de un año...


De nuevo aquí El eterno retorno ¿Ahora qué? No hay nadie Soledad Ayuda Te quiero ver No debo pero quiero Me encanta Estoy sola Vamos a salir Estoy borracha Quiero verlo Tengo sueño Voy a estudiar Tengo que escribir No me desperté a tiempo Lo voy a llamar Estoy llorando No más Vuelvo Le quiero Le odio No quería hacer daño Todas jodías No puede ser Ultimátum Nada Indiferencia Decepción Lágrimas Me voy Silencio Muerte Entierro Duelo Me encontré Soy artista Regreso Eterno retorno Frío Ya no me afectas Te extraño Otro comienzo Otro final Otras despedidas Me voy Silencio Dudas ESPERANZA...

Labels:

10 comments

no soy esa mujer...



Siento mucho decepcionarte...
No soy la princesa dulce y pristina que ideaste.
No soy la muñeca tácita y sumisa que quisiste.
Soy una mujer...real...concreta.
Soy mucho más
que tu fría racionalidad.
Soy una llama encendida.
Soy palabra iracunda.
Soy pasión inextirpable.
Soy deseo inagotable.
Artista frustrada.
Escritora naif.
Existencia errante.
Soy inestabilidad.
Soy el caos que intentas evadir.
No trates de moldearme cual si estuviese hecha de barro.
No busques ficciones en mi piel.
Lamento mucho informarte que no soy la mujer que quieres que sea...

Labels: , ,

14 comments

historias para no ser contadas: 6


Enganchó el teléfono incrédulo. No esperaba que contestara una voz masculina. Una profunda tristeza se apoderó de él. Hacía tan sólo una semana desde que lo habían dejado y ya ella estaba con otro. No podía creer que su amor fuese tan frívolo. Él creía que ella lo extrañaría. Pensaba que la angustia que él experimentaba era recíproca. No podía creer lo pendejo que había sido. Sintió una mezcla de dolor y furia en sus entrañas.
¿Ahora qué hago?
Él estaba harto de siempre acabar con su corazón roto. Claro, esta vez superaba todas las demás. Ella era especial. Él nunca había querido tanto a alguien.
Inmerso en sus sentimientos pensó: Tendré que buscar la manera para que nunca me vuelvan a herir tanto. Decidió intentar crear una mujer perfecta.
Tomó el barro en sus manos y empezó a modelarlo suavemente. Sus manos dibujaron delicadamente cada detalle de esta mujer. Cuando la terminó, sólo alcanzó decir: perfecta.
La acarició tiernamente y decidió que en la compañía de esta hermosa mujer de barro nunca volverá a sufrir.
La abrazaba, la tomaba entre sus brazos, la besaba, le hablaba...
Soñaba en su regazo.
Poco a poco volvió a ser feliz.
Un día soltó una lágrima mientras le suspiraba en el oído lo mucho que la quería. Al abrir los ojos vio que su muñeca de barro se movía. Al ver que su mujer perfecta ahora era de carne por poco se moría de la emoción. ¡Mi amor te ha dado vida!
Ella lo miró confundida. No reconocía esos ojos que la miraban con tanta ternura.
Pasaban el tiempo juntos. Él nunca había sido tan feliz.
Él le contaba todos los secretos de su corazón. Él la inundaba de regalos y detalles. Ella se quedaba en silencio...sólo le miraba pacientemente.
Un día, cuando él se despertó, buscó ansiosamente el cuerpo de su amada...Sus manos palparon futilmente la cama vacía.
Ella ya no estaba allí...

Labels: ,

4 comments

historias para no ser contadas: 5


Cuando apagó el carro no pudo contener las lágrimas. Ella estaba cansada ya de siempre acabar con el corazón roto. No entendía el por qué de su silencio, el por qué de su indiferencia. Lo odio, pensó mientras trataba de suspender la explosión de sentimientos. Trató de arreglar su maquillaje para que sus familiares no se dieran cuenta de lo que sucedía. Tenía que sonreír...después de todo era Navidad.
Y así entró a la casa y comenzó su gran teatro. Ella fue toda alegría a pesar de que por dentro se sentía morir.
Finalmente se despidió de todo el mundo y regresó a su casa. Nunca había estado tan cansada en su vida. Se tiró en la cama y volvió a llorar. Entre sus sollozos suspiró: ¿Por qué no pude haber nacido hombre? Todo sería más fácil...Y así quedó dormida entre delirios y llantos.

La despertó el teléfono.
-Halo, dijo suavemente.
Silencio. Al cabo de un rato escuchó una voz femenina decir:
-Disculpe, estoy tratando de localizar a mi hija.
-Mami, soy yo...¿qué pasa?
-¿Hijita? ¿Eres tú? ¿Estás enferma? ¡Suenas fatal!
-No...no estoy enf... y antes que pudiera completar la oración vio la figura de un hombre en piyama dentro de su sala. Comenzó a gritar histérica dejando caer el teléfono al suelo. Volvió a mirar para fijarse bien. Se dio cuenta que ella estaba contemplando un espejo. ¿Pero cómo va a ser? Se miró a ella misma y se sorprendió al descubrir una fisionomía masculina. ¿Soy un hombre? Imposible. Miró cada detalle visible de su nuevo cuerpo con una mezcla de fascinación y horror.
¿Y ahora qué hago?
Ya no podría continuar siendo la misma persona. No podría utilizar el nombre que ya la identificaba. No podría ponerse la ropa que acostumbraba. Ni siquiera podría ir al trabajo. Sus amistades y familia jamás entenderían lo ocurrido, nunca verían en este hombre aquella mujer que tanto querían. ¿A quién podría acudir? Nunca se había sentido tan asustada...tan sola.
Se quedó tiempo pensando. No sentía ganas de llorar. No tenía la amenaza de la menstruación y las hormonas no la incitaban a ningún tipo de ingestión pecaminosa.
Quizás ahora tengo la oportunidad de hacer una vida nueva.
Se rió un poco de la idea y comenzó a experimentar cierto alivio. Ahora puedo vivirlo todo desde otra perspectiva. El asunto de su familia y amistades lo resolvería después. En ese momento inició el proceso de planificación para su vida como un hombre. Abrió el armario para buscar ropa que podría utilizar con su nuevo cuerpo. Mientras removía los ganchos escuchó el teléfono sonar. Lo contestó cual si fuera una autómata:
-Halo.
La gravedad de su voz la tomó por sorpresa.
De nuevo escuchó un silencio. Al rato, una voz decía suavemente:
-Perdone, no quería interrumpir.
-click-
Ella se quedó congelada con el teléfono en la mano.
Esa voz...
Era la voz que llevaba tanto tiempo deseando escuchar...
Era la voz que tanto amaba...
Y así, esta persona con cuerpo de hombre se puso a llorar.

Labels: ,

5 comments

anuncio: oferta navideña


Se alquila corazón...

Nelson Garrido. El sangrado corazón, 1996.

...a ver si un nuevo dueño le da mejor uso

5 comments

historias para no ser contadas: 4...the nutty professor



Victor Vázquez. Cabeza con clavos, 1998
Para C.

En algún lugar de las Pampas, de cuyo nombre no puedo acordarme, existe un hombre plagado por sus deseos. Él se encerraba en el silencio para así concentrar todas sus fuerzas en esa lucha contra sus pasiones. Es un profesor. Había dedicado todo su empeño académico a la teorización de la técnología, pues en ella veía una forma de escapismo. Un día, cansado de refugiarse en sus artificios técnicos, decidió buscar una manera de batallar definitivamente esta debilidad. Lo único que quería era darle duelo a todas esas sensaciones humanas, demasiado humanas. Acudió a Luis, su amigo experto en informática. Diseñaron juntos una máquina capaz de borrar todos sus deseos. Luis al principio se rió mucho pero luego aceptó el reto. Después de varios intentos encontró una manera de llevar a fruición las demencias del profesor. Era un aparato de dimensiones inmensas. Estaba lleno de botones y luces que parpadeaban. Era una maquinaria muy complicada, como todo artificio técnico ha de ser. Nuestro personaje vio la creación de su amigo y se sintió muy satisfecho. Él, como buen profesor, comenzó un extenso discurso sobre la importancia de la tecnología para facilitar la vida humana. Luis lo miraba sin registrar ni una palabra pues lo encontraba decididamente aburrido. Finalmente decidieron poner el producto de sus efuerzos a la prueba. El hombre se sentó cerca de la máquina. Su amigo colocaba cables y demás afiches en el pecho y la cabeza del profesor.
No sé si dolerá, nunca he hecho algo tan extraño como esto, dijo nerviosamente Luis.
El hombre sonrió desafiante.
No me importa, no será peor que vivir luchando contra mis deseos.
El amigo lo miró escépticamente pero la curiosidad de ver a su criatura en funcionamiento era demasiado grande. Empezó a operar los botones y esperó...Un destello inmenso de luz salió de la máquina. El hombre saltó en la silla y gritó del susto. Aguardaron unos segundos. Al parecer todo había salido bien. Luis comenzó a hacer una serie de preguntas para ver si la máquina cumplió su propósito.
El profesor contestaba fríamente y parecía completamente destacado. Incluso se mostró indiferente hacia las preguntas por ella, la mujer que protagonizaba sus sensuales sueños.
Sin duda alguna el experimento había funcionado.
Nuestro personaje volvió a su casa ahora sin pasiones, sin sentimientos, sin deseos. Ahora sólo vivía desde su mente. Su cuerpo era sólo un medio por el cual existir. Nada más.
Orgulloso del experimento se encerró nuevamente. Escribió 10 ensayos, 18 conferencias y acabó su segunda tesis doctoral sin dificultad alguna. La vida continuaba más allá de la ventana pero él no se enteraba.
Un día Luis estaba trabajando cuando escuchó una explosión. Llegó demasiado tarde. Aquella máquina se había destrozado. Lástima, pensó, ¡podría haber ganado plata con este invento!.
A dos cuadras del apartamento de Luis, el profesor comenzaba a escribir otro artículo. Mientras teclaba las palabras pensó en ella. El rostro de aquella mujer le llegó inesperadamente. Un mar de recuerdos se apoderaron de él…
Revivió cada instante de aquel día…las palabras, las risas, el neviosismo, el cariño...todo.
Y de la nada se ahogó en su llanto. No entendía nada de lo que pasaba. No lograba concretar ningún pensamiento. Lo único que podía hacer era sentir…sentir deseo...sentir pasión...sentir calor...Todo lo experimentaba intensamente desde la piel. Las sensaciones eran tan fuertes que se convirtió en fuego. Observó impotente cómo su cuerpo se iba consumiendo entre las llamas. El profesor, al fin, vuelto deseo incontenible...

Labels: ,

7 comments

pensamientos de una mujer sin pelo...


No te he vuelto a ver desde aquella noche. Todo empezó por culpa del vino. Me diste de beber y mi sangre se llenó de ti. Me ofreciste el pan de tu cuerpo y yo comí de él. Y luego, ¿dónde quedó mi salvación? Me redimiste por unos segundos de mi soledad y ahora me condenas a la tortura de tu fantasma. Te siento. Te veo. Tu voz resuena en mis oídos. No te abandoné tras escapar de tu regazo. Me persigues. Me ahogas. Me abrumas. Te imagino disfrutando de la vida, sin pensar en mí ni siquiera por un momento. Para ti yo sólo seré una de tantas. Para mí, tú serás el error que quedará por siempre grabado en mi piel. Yo sobreviviré en tu memoria como aquella curiosidad pasajera mientras tú serás para siempre la idea que se esconde en los escombros de mi mente. Y todo por culpa del vino...

10 comments

hombre sin piel...


fotografía por Ana Mendieta, de la serie Siluetas (1973-77)

¿Cómo volver a amar después que me robaste la piel?
¿Dónde se fue el deseo? ¿Dónde pusiste la pasión?
Sólo soy capaz de revivir aquella noche.
Tus manos.
Tus pies.
Tus labios.
Tus ojos entreabiertos.
Cada grito.
Cada lágrima.
Cada gota de sudor.
Tus caricias derritieron toda sensación. Te llevaste entre tus uñas mi sangre. Contemplo futilmente tu vaga silueta dibujándose entre mis sábanas. Mi cuerpo se queda como un cadáver inerte sin posibilidad alguna de reanimarse. Espero tácitamente que la vida acabe de escaparse por el hueco que abriste. Estoy expuesto. Soy una herida viva. Se suponía que tú no fueras más que esa noche. Se suponía que fueses sólo el placer del momento.
Tú,
mujer sin pelo
Tú,
cuerpo sin nombre
Tú,
me quemaste con tu sexo y ahora sólo sobreviven las cenizas…

8 comments

historias para no ser contadas: 3


Él salió a tomarse una cerveza para relajarse un poco. Claro, también iba a ver si alguna mujer caía en su cama. Pidió su trago y miró curiosamente el público que habitaba ese lugar de mala muerte. Sus ojos se fijaron en una mujer que bebía un whiskey sola. Era bastante guapa…sólo que calva. Había algo en ese rostro que le parecía familiar. Él se sonrió mientras pensó en lo fácil que sería esta conquista. Seguramente nadie se le acerca porque estará enferma. Otros tendrán escrúpulos, pero para él estas cosas importaban muy poco. Él es así de simple. Se aproximó a ella. Le soltó la labia rutinaria. Ella estaba ya tan aburrida que permitió toda la parafernalia tonta de este hombre. Un trago llevó al otro y sin saberlo ahí estaba ella en su cuarto. Besos. Caricias. Gritos. Sudor. Saliva. Todo fue tan rápido que ella no tuvo tiempo de registrar lo que había pasado. Se sintió avergonzada e intentó irse lo más rápido posible. Cerró la puerta sin mirar atrás. Él quedó tirado en la cama sintiéndose completamente satisfecho. Un ardor desconocido fue invadiendo su cuerpo. Ninguna mujer había logrado dejarlo en este estado. Cuando abrió los ojos se dio cuenta que aquel amor casual le había robado la piel.
Puñeta, pensó él, justo lo que faltaba

Labels: ,

12 comments

historias para no ser contadas: 2


Abrió los ojos de cantazo. Sintió el sudor frío bajando por su espalda. Miró el reloj y se dio cuenta que ya había llegado la hora. Se dirigió al lavabo para quitarse la mezcla de sudor y sueño que poblaban su rostro. Y allí, contempló sorprendida la imagen que se reflejaba en el espejo. El cabello marrón que enmarcaba su rostro había desaparecido. Sólo quedaba una calva resplandeciente. Justo lo que faltaba. Hoy me tocaba escuchar las mil quejas de mi director de tesis y ahora pá colmo estoy sin pelo. Regresó a su cuarto y vio el nido de cabellos que ahora poblaban su almohada. ¡Qué puñetas habré soñado! Trató de recordar los pensamientos que la acompañaron por la noche. Lo único que retuvo fue la ansiedad y el susto que la despertaron repentinamente. Ni modo, pensó mientras terminó de prepararse. Salió del apartamento sin la preocupación cotidiana de peinarse. Ocultó su piel debajo de un sombrero por aquello de protegerse del frío.
El profesor abrió la puerta y se quedó mudo. Después de un tiempo logró saludarla e invitarla a la silla más cercana a su escritorio. La miró atentamente mientras ella defendía su tesis. Él sólo le sonreía. Seguro que éste piensa que tengo cáncer, pensó ella mientras debatía si aclarar lo que había ocurrido. Pero ¿cómo ella iba a explicarle lo sucedido si se escapaba de su propia compresión? Así que permitió su condescendencia a fin de irse lo más pronto posible de esa pequeña oficina.
Cerró la puerta y se dirigió nuevamente a las calles. No podía escapar las miradas invasivas de rostros desconocidos. Se rió un poco de toda la escena y entró a un café con la esperanza secreta de que el líquido amargo la despertara de una vez de esta pesadilla…

Labels: ,

1 comments


Te odio...
Nunca hice nada para llamarte la atención. ¿Con qué derecho irrumpiste en mi vida de forma tan violenta? ¿Quién te crees tú que eres para cruzarte por mi camino sin ser solicitado? ¿Cómo te atreviste a interrumpir mi paz?
Te odio.
Llegaste de la nada y con tu sonrisa despiadada quebrantaste todos mis planes.
Odio tu arrogancia.
Odio tu risa.
Odio tu alegría.
Odio tu paso firme y decidido sobre la tierra.
Odio, detesto y deploro lo que sea que te inspiró a hablarme aquel día.
Odio, lo que sea que pasó por la mía que me hizo llegar frente a ti.
Y ahora te vas de la misma forma silenciosa en la que llegaste…Eres como la marea que remoja la arena, se desliza entre ella y en un momento fugaz retira cruelmente su presencia.
Yo me quedo con una inquietud implacable.
Tú, mi enigma sin fin...
Yo,
suspendida por cuatro aires, sin saber lo que sucederá. No logro enterarme de nada de lo acontecido. Y aquí me quedo como una niña asustada ante la vida.
Yo,
vuelta una mierda por tu culpa.
Yo,
innecesariamente jodía,
esperando que el tiempo te acabe de borrar de mi memoria como inevitablemente lo hará. Mientras, sólo experimento esta rabia inagotable...
inaguantable...
insoportable...
como tú...
Te odio...

Labels:

4 comments


Cierro la puerta y comienzo a vivir. Regocijo de esta nueva topografía de mi cuerpo. Siento el aire entrar por mis pulmones. La sangre corre por mis venas. Escucho el leve palpitar de mi corazón. Mis manos no son más que esclavas de mi voluntad. Mis ojos se abren y veo flujos de colores insospechados. Las flores. Las estrellas. La ropa que me cobija. El árbol que crece desafiando las leyes de la gravedad. Una mariposa. Una hoja que se cae. Tantos destellos de luz.
Veo
Toco
Siento
Pulso
Palpito
Lloro
Río
Estoy
Soy
El mundo entero desfila ante mí por primera vez. Mis pies pisan firmes sin saber cuántos pasos más darán sobre la faz de esta tierra. Rechacé la inmortalidad estática y me encanta la incertidumbre que poseo. El sol anuncia la llegada de un nuevo día y yo, sin Dios ni dueño, me asomo a la vida...

11 comments

historias para no ser contadas: 1


Él no era más que un pintor frustrado. Llevaba años ejerciendo como artista sin éxito alguno. Su obra nunca fue exhibida y nadie le ha comprado un cuadro. Se gana la vida trabajando a tiempo completo en un supermercado a dos pasos de su estudio. Se consolaba a sí mismo haciendo listas de todos los artistas que fueron reconocidos sólo tras la muerte. Seguramente éste sería su caso...
Al regresar del trabajo continuaba con su proyecto. Estaba por acabar un retrato de un rostro inventado. Era un cuadro de un hombre más o menos de su edad, pelo oscuro y piel morada. Esta noche ya lo terminaría. Agarró su pincel y cuando iba a acariciar la superficie de la tela vio que su personaje había desaparecido. Qué raro, pensó perplejo. Escuchó un ruido y miró asustado hacia la ventana. Allí estaba. Él le devolvía la mirada con una expresión complaciente.
Te estaba esperando, dijo el hombre mientras se acercaba. La luz del pequeño estudio permitía ver las pinceladas sueltas que componían su rostro inacabado.
-Pero, ¿cómo…? El pintor no lograba formular su pregunta.
-¿Me das vida pero esperas contenerme dentro de un lienzo?
El artista titubeó algo incomprensible.
-No me sorprende que no puedas decrime ni una sóla palabra. Te observé silencionsamente mientras intentabas pintarme. Estoy harto de tu falta de destreza. Me diste una existencia mediocre, como tú. Ahora tengo que sobrellevar la torpe fisionomía que me has concedido.
-Si quieres intento de nuevo…creo que puedo hacerte mejor…déjame intentar…
-No. No hace falta. Ya conozco tus limitaciones. Para ti yo soy tu obra maestra. Vi en tus ojos lo orgulloso que estabas de mí…No. No puedes hacer mejor…
-Entonces…¿qué quieres de mí?
-¿De ti?...Nada. Ya no puedes hacer nada. Sólo quiero tu cuerpo.
-¿Mi cuerpo?
-Sí…me parece justo. Ahí estás tú, desperdiciando tu vida detrás de un talento que nunca tuviste. La vida se te escapa. Yo lo único que quiero es vivir lo que tú nunca has sido capaz. Pero tú no me concediste un cuerpo, sólo capas de pintura de pobre ejecución. Tú quedarás atrapado en tu falso arte, como debería de ser. Tú, para siempre condenado dentro tu mediocridad...
El artista miró la convicción en aquel hombre sin nombre y sin cuerpo. No pudo reaccionar. Una gota de sudor frío bajó por su cuello. Ahí estaba él, aceptando inerte la sentencia a la que ahora le condenaba su criatura. Aquel hombre tomó la mano de su creador y la puso sobre el lienzo. Las manos de ambos, artista y creación, quedaron apoyadas sobre el cuadro. El artista vio con horror cómo se iba convirtiendo paulatinamente en pintura. Y así, atrapado en su mundo, observó al hombre recién materializado mientras salía por la puerta del estudio…

Labels: ,

9 comments

¿cómo ser artista...without really trying?


Un hombre tomó un urinal y le llamó fuente...desde entonces la idea misma se convirtió en arte...
Ella lo había dejado atrás hacía muchos años. Hoy le dio un arranque y decidió recuperar su pasado perdido. Desde hoy volveré a ser artista...
Ella había estudiado lo suficiente sobre arte contemporáneo para saber que hoy en día no se precisa de la técnica. En otra época uno no podía decidir repentinamente ser o no ser artista. Había que estudiar meticulosamente para perfeccionar el medio artístico...Se requería dedicación, esfuerzo y talento. Pero, al momento, éstos ya no son requisitos indispensables para un artista. Lo único que se precisa es la idea. Así que desde hoy ella se logrará como artista, a pesar de haber olvidado con el tiempo su ejecución técnica.
1
Para ser un artista lo primero es creerse, no, convencerse a sí mismo de ser grandioso. Repítase al espejo infinitas veces “Soy grande, soy un genio” hasta que no sean palabras sueltas sino un convencimiento que emana de la sangre. Otros habrán hecho o dicho lo mismo pero nadie lo hará con mi misma grandeza…porque soy grandioso.
Ella se miró al espejo y se convenció a sí misma de su grandeza...
2
El segundo paso sería dejarse llevar por las demencias momentáneas. La diferencia entre un artista y un no-artista muchas veces es simplemente el hacerle caso a las irracionalidades pasajeras. Si te viene el impulso de arrastrar un inodoro por las calles, no es demencia, es un performance…
Una vez certificada su grandeza sabía que todo lo que haría será considerado arte. Praxis. Ahora le toca la praxis. Miró a su alrededor a ver si algo le inspiraba. Empezó a buscar por todo su apartamento cualquier cosa que le resultara interesante. Entre el caos tumbó accidentalmente un vaso de cristal. Contempló los pedazos desprendidos y decidió proclamarlos arte. Quizás podría hacer una serie...Rompió otros vasos y platos a fin de ver qué salía. Al tercero se cortó un dedo. Miró la sangre. Estaba bien sufrir por su arte, pero no desangrarse...así que desistió en el intento.
3
Si es necesario recurrir a alguna sustancia controlada para inducir este estado “creativo” no se corte pues muchas obras de artes han nacido de las drogas o el alcohol.
No se le ocurría nada. En su casa no había ningún tipo de narcótico que pudiese ayudarla. Optó por beber un vino de mesa que había dejado a ver si el alcohol la inspiraba. Se emborrachó mucho más rápido de lo normal. Tomó una escoba y la sumergió en un candungo de pintura. Pasó la escoba por el piso...Esto es arte, estoy barriendo el arte, se dijo mientras su nuevo pincel se deslizaba felizmente por el lienzo alternativo.
4
El próximo paso es dejarle saber a todo el mundo que eres grandioso. No es suficiente haberte convencido a ti mismo, hay que proclamarlo a los cuatro vientos. Mostrarle a todo el mundo las locuras acometidas en el nombre del arte.
Ya había logrado su primer intento artístico. No estaba satisfecha. El vino que fluía por su sangre le suscitó a pensar que no hacía falta ningún experimento extraño. Lo esencial era ella. Yo soy arte. Se despojó de sus ropas y empezó a bailar por el piso. Se asomó por el balcón en cueros y comenzó a gritarle al mundo su grandeza. Eventualmente le metieron una denuncia por "indecent exposure". Es que no soy comprendida...
5
Repetir ad nauseum los pasos anteriores hasta que finalmente seas constituido como un artista…
Ya a este punto se estaba mareando. Los efectos eufóricos del vino fueron cediendo. Llegó la náusea. Salió corriendo al baño y vomitó su vida. Luego se miró al espejo. Tenía el rostro completamente manchado de pintura, vino y sabrá dios qué más. Su pelo se dispersaba por todas partes. Allí estaba ella...desnuda...enfrentándose a sí misma.
Puñeta...¡soy una mierda!
Y con este pensamiento se desvaneció cualquier intento de ser artista.

Labels: ,

10 comments

espacios


No sabe ni cómo llamarle, pues, para ella él no es toda la inagotable complejidad que encierra su nombre. Lo único que conoce es su corteza. Su piel. Sus manos. Sus labios. Lo único que conoce es su cuerpo. Cuerpo frágil, versátil, fuerte, delicado. Más allá de la corporiedad lo que quedan son espacios. Espacios breves. Fugaces. Espacios entre cuerpos. Silencios entre gemidos. Silencios hablados sólo por rellenar el silencio. Nada más. Con la repetición y el tiempo llegó la familiaridad para el archivo sensorial de su piel. No lo conocía pero lo re-conocía cada vez. Siguió ciegamente ese inagotable deseo por un alguien que no es alguien para ella, pero quien figura indiscutiblemente como parte de la historia de su cuerpo. Por mucho tiempo quedó esperando el momento, el instante, el segundo que él fuera capaz de ver el corazón que late debajo de su piel. Cansada de sentir la presencia de las palabras que nunca serán pronunciadas ella renunció. Lo dejó abandonado. Se fue a experimentar otros rostros, otras pieles, otros cuerpos y descubrió un mundo de posibilidades. Su búsqueda se vio frustrada por mucho tiempo. Llevaba consigo aquel nombre carente de significado. Finalmente descubrió un alguien que era alguien. Vibró plenamente a su lado. Vivió intensamente, dejándose llevar por ese sentimiento desconocido. Se hizo vulnerable. Se hizo completa. Ahora es feliz. Comparte abiertamente su nuevo amor con el mundo. Le dice todo lo que siente sin esconderse, sin avergonzarse. Es feliz. Sólo que, por breves espacios en la noche, le llegan recuerdos de aquellos labios que quedaron atrás. En el silencio escucha las palabras que quedaron suspendidas en el aire sin saber que en la distancia, él las pronuncia dormido…

Labels:

4 comments

la simple cotidianidad de un idiota


Él no es un hombre interesante. Él es un hombre cualquiera. Él sigue su rutina religiosamente. Trabaja, respira, come, va al baño, en fin, como todo el mundo. Por su cabeza no pasan pensamientos reveladores. Es tonto, pero disfraza su mediocridad con su prepotencia. Estaba atendiendo los clientes con la misma sonrisa plástica para así solicitar su propina mandatoria. Mientras llevaba unas copas a la mesa, un inmenso abismo se apoderó de él. No entiendía de dónde vino esta sensación de pérdida. Tampoco trató de pensarlo mucho, porque él es así...mientras menos se piensa mejor se vive.
Salió del trabajo para almorzar. De camino a su apartamento vió una figura que le resultó familiar. Hacía tiempo que no la veía. La encontró más guapa que nunca. Se sorprendió a sí mismo con un mar de recuerdos. Comenzó a dirigirse hacia ella para al menos saludarla y ver si ella también lo guardaba en su memoria. Se detuvo. Se percató que ella no estaba sola. Una figura alta masculina la abrazó y ella se reía emocionada. Vió cómo se acariciaban tiernamente. Le entró un calor inexplicable y decidió dar una vuelta más larga para regresar a su apartamento. Tiró las llaves en la mesa. Respiró profundamente. No logró pensar nada...pero él es así de limitado. Se tiró a la cama e intentó dormir un poco antes de regresar al trabajo. Su corazón palpitaba ferozmente. Sus manos, cual si tuvieran vida propia, comenzaron a dibujar aquel cuerpo femenino que tan bien conocían. Suspiró profundamente sin entender lo que ocurría. Miró el reloj y enténdió que se acaba su privilegiado espacio de libertad.
Pobre de este hombre que ahora le tocó estar con ella. ¡Esa mujer es insoportable! Mejor que le haya tocado a él...
Y con este pensamiento comenzó a reírse convenciéndose a sí mismo de que no siente nada por ella. Fue a la cocina y agarró lo primero que encontró. Se lo fue comiendo mientras regresaba a sus deberes. Ya olvidó todo.
Él es así de simple.

1 comments

culpable del blog:

  • no apta para la humanidad
  • Puerto Rico
  • My profile

ineptitudes recientes:

evidencia completa de la ineptitud:

Creative Commons License
Esta página y todo su contenido está protegida por la siguiente licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial 2.5 License.

links:


ATOM 0.3



BloGalaxia Powered by Blogger and Blogger Templates