nada


la pasión que se apoderó de mí,
las huellas que quedaron en mi piel,
el silencio al que me condenaste…
ya todo desvaneció
con una insipidez violenta.
ahora sólo me quedan vestigios de ti.
te quise
en contra de mi voluntad
y quizás todavía te quiero
tú, que me conoces
tú, que desconoces
que no pudiste entender,
que no lograste ver
el mar que esconden mis ojos.
amigo
enemigo
desconocido conocido
tú, mi gran ficción
mi nadie
mi nada

Labels:

2 comments

apuntes de una niña...


Eres una niña…Por alguna razón este comentario me irritó bastante. Lo interpreté como una manera de desacreditarme como mujer. Sentí mucha condescendencia en esa frase, como si en ella se encontrase un medio por el cual no tomarme en serio.
Reflexionando sobre esas palabras, como siempre suelo hacer, he descubierto que posiblemente ellas encierren alguna verdad. Es cierto que mi forma de enfrentarme a la vida es propia de una niña asustada. Contemplo este mundo y no lo entiendo. Me asusta el caos que veo alrededor. Posiblemente más allá de todo mi cinismo reside una inocencia latente, una sensibilidad que todavía me persigue.
Hace unos días redescubrí un libro escrito para niños…Al igual que muchos, fue mi primera experiencia de lectura, el inicio de un incesante amor por la palabra escrita. En sus palabras encontré nuevamente la sabiduría que encierra esta pequeña novela, texto de una sencillez extraordinaria. Hay algo que se pierde en la medida que crecemos, como advertía sabiamente Holden Cauffield. Los adultos han corrompido el mundo, lo han llenado de su odio, de su vanidad, de su ambición. Hemos perdido la capacidad espontánea de amar y de regocijarnos del mero hecho de estar vivos. Habría que volver a ser niños, volver a ver el elefante dentro de la boa, volver a mirar desde el corazón, volver a ser capaces de amar una rosa.
Asemejarse a un niño no es motivo de ofensa, en todo caso es un elogio…
Y ninguna persona en edad adulta comprenderá jamás que estas cosas sean verdaderamente importantes.

Labels:

3 comments

dilema


Contigo estoy perdido, contigo estoy salvado.
Eres gozo y tormento, sentencia y redención.
Por ti desciendo al vórtice llameante del pecado,
por ti alcanzo la gracia divina del perdón.


Arcángel o demonio, me tienes condenado
a este vivir de muerte que arrastra el corazón.
Pasas -soplo del cielo- por mi amor angustiado,
y me quemas la sangre como una maldición.


Tu voluntad me ha hecho mendigo o potentado.
Júbilo y desaliento pones en mi canción.
Soy, en tus manos crueles, el burlador burlado,


y en el torvo dilema que afronta mi pasión,
te amo, con el más negro odio desesperado,
te odio, con las más clara y limpia adoración.


-Luis Palés Matos

1 comments

yo


Por el día tus ojos se fijan
en cuerpos esbeltos,
pieles suaves,
cabellos peinados,
labios carnosos,
pero quien te persigue en tus sueños
no es la perfección femenina que tanto añoras.
Soy yo.
Sólo yo,
caderas anchas,
piel de arena,
melena embravecida
labios secos...
Soy yo.
Sólo yo.
Yo,
Imperfecta
Yo.
Al cerrar tus ojos siempre piensas en mí
y no entiendes por qué.
No entiendes que yo soy
la brisa que se cuela entre tu pelo
y acaricia tu piel.
Soy la sombra que te persigue
que sientes, que está contigo
pero nunca podrás tocar.
Mi voz es una música suave
que escuchas en la distancia,
te hipnotiza,
y caes ante mis pies.
Mis caderas son montañas
que nunca podrás explorar.
Mis ojos son antorchas
que brillan en la distancia,
que buscas incansablemente
para librarte de la oscuridad.
Soy el poema que nunca escribirás,
jamás podrás pintar
con los colores de mi alma
y jamás tocarás
las cuerdas de mi corazón.
Podrás tener a cualquiera,
cuerpo esbelto,
piel suave,
cabello peinado,
labios carnosos.
Pero quien hace tu corazón vibrar
Soy yo.
Sólo yo.
Ellas son el agua
que bebes desesperadamente
para saciar tu sed.
Yo,
Yo soy el vino fragante
que baja por tus venas,
se entremezcla con tu sangre
y embriaga tu ser.
Tratarás de convencerte que no es cierto.
Que no soy yo
la dueña de tus pasiones.
Harás todo lo posible
por no suspirar mi nombre
en tus momentos de delirio.
Probarás otros labios
para librarte de la opresión de los míos,
pero cuando cierres los ojos
verás mi rostro e imaginarás
que la que está en tus brazos
soy yo.
Sólo yo.
Aunque nunca seré tuya,

siempre soñarás conmigo...

Labels:

2 comments


amo la verdad en su tristeza más dulce,
en su precario organismo
de azarosa ensambladura

amo esta tenue sensación
de atardeceres turbios y maduros,
esta nostalgia indefinible
que celebra los sucesos más fugaces

amo la emoción del adiós,
de la casa que se deja para siempre,
del hogar en llamas en la ruta del poniente

¿cómo amar tan sólo aquello
que es amable de por sí sencillamente?

-Servando Echeandía

1 comments

me fui lejos


Me fui lejos para librarme de ti,
pero por mucho que crecía la distancia
más fuerte fue tu presencia en mi alma.
Me fui lejos para ver otras tierras,
pero las veía a través de tus ojos
y todo palidecía en comparación contigo.
Me fui lejos para escapar tu ardor,
pero la brisa congelada
sólo me recordaban tus cálidas caricias.
Me fui lejos para olvidarte,
pero al cerrar mis ojos
me imaginaba pisando tu arena
y sintiendo el suave tongoneo de tus aguas.
Me fui lejos para dormir en silencio
y descubrí que sin tu sinfonía nocturna
no podía descansar.
Me fui lejos para crecer
Y crecí
maduré
cambié
y mis lazos contigo crecieron también
porque ahora sé
que esté donde esté
se delata tu presencia
en mi piel
en mis ojos
en mi risa
en mi llanto
en mis pies cuando camino
en mis caderas cuando bailo
en mi voz cuando hablo
cuando pienso
cuando escribo
cuando sueño
cuando soy lo que soy
cuando otros me miran y me tratan distinto
porque soy diferente
porque soy tuya
porque te llevo en la sangre
porque me fui lejos
sin dejarte...

Labels:

5 comments

work in progress


I feel the warmth of the sun spreading between the sheets. I stretch my feet peacefully. In the distance the roosters are rejoicing the sun's arrival. As I open my eyes, I wonder: Am I still asleep, or am I finally awake? The objects that appear before me are surrounded by a misty cloud. They seem like visions from another existence that are being received at the transition between dreams and consciousness. As I stare at these apparitions I realize: God my room is depressing!
There is a sense of caos throughout the whole room. In my wooden desk the aging typewriter is drowned by a sea of papers. The books are scattered inside the paper ocean. They lie open, silently screaming of knowledge I'll never know, or will soon forget. A black lamp is curved down, looking at the scene. Its surface shines upon receiving the rays of light that come through the open window. It's resting on top of my old bible, the one that has accompanied me throughout most of my life and now is practically forgotten. The pages are slightly bent and turning yellow with the passage of time.On the side, one can read the initials M.J. next to what seems to be a childlike interpretation of a house. The pink rose I loved so much in my childhood is placed at the back of the desk. Its handcrafted petals have holes in it from all the times I clumsily played with it. The flower is looking down, intoxicated by the sense of nostalgia that has invaded the atmosphere. After all I had to go through to be able to buy that knitted rose, it now lies in an insignificant corner of my life. My eyes turn to the nighttable. It is now seven thirty. A book of Chagall stands out from the mountain of magazines that have been squeezed into the small space. The intense red of the cover stands out from the rest. In the scene, there are people dancing in the clouds. I see them smiling, soaring in their happiness, floating in ecstasy, so far from the state in which I find myself. On top of those figures I read the green letters that say: "The Art of Dreams". As I ponder on these words, my eyes come across the pile of canvases in the other side of my room. I see them all mixed up. At the farther end of the pile, my portfolio lies half open.The eye of Venus looks straight at me as the rest of her face lies in the shadow of the painting resting in front. The blue and green faceless embrace rests at the top. They are surrounded by reddish flowers and yellow leaves. They are freezed forever in the expectation of a kiss: never knowing anything else, never realizing what they were set out to do. They just hold each other. No eyes to look from, no defined lips to kiss, no expression, no emotion. I stare at the unfinished strokes of oil. Am I ever going to complete the scene? Are they doomed to stay in that state perpetually. I catch a glimpse of myself in the mirror. My hair is a huge mess and my eyes are only half open. Am I too, in a way, unfinished? Has the invisible hand completed the painting or am I just made of mere strokes of colors only glimpsing what the finished product will be? An for that matter will I ever be completed? I see the pictures of my friends that are stuck at my mirror frame. Are we all just works in progress like my painting? The title of the Chagall book comes back into mind. Once more I look around. There is no more cloudy mist surrounding the messy room. The open cabinets, the torn pair of jeans that lie on the corner of my bed, the wilted roses hanging upside down from my window which hold too much sentimental value for me to throw out... No, these are not visions. They are not dreams. They are just witnesses to a work in progress.

1 comments

"ser patriota es ser un idiota"


A veces he creído que mi amor a ese pedazo de tierra tenía algo de fatídico y misterioso, como el de Cuasimodo a la campana grande de Notre Dame de París, cuando abrazado a ella parecían hombre y campana convertirse en una cosa misma, en un solo cuerpo con dos almas o en un alma con dos cuerpos. Lo que pasa entre mi tierra y yo, no es menos singular y acaso más extraño, jamás pudo verse amalgama de cosas más opuestas. En lo físico hubiera preferido otro clima menos variable y ardoroso y húmedo, otra gente; y, sin embargo, encuentro no sé qué atractivo singular en uno y otro. Nací todo vida y actividad; mi país es todo hielo y negligencia. Yo idolatro la luz; él parece bien hallado con sus obscuridades; yo anhelo el volar del rayo; él camina a paso de tortuga; y, sin embargo, no he podido vivir sin él. Le huyo y me persigue la nostalgia; quiero no pensar en él, y me quita el sueño; si trato de no sufrir por su suerte, no puedo evitar que me atormente más; deseo no amarlo, y se mete dentro de mi alma. ¿Qué vínculo fatal es éste de que no logro deslizarme?¡Ah, sí! ¡Abrázate, Cuasimodo, a tu campana, atúrdete con el remontarte con el ronco estruendo de sus bronces, remóntate y torna a remontarte con ella y apegado a ella, en vertiginoso giro por los aires; hasta que el cielo de la muerte te afloje los brazos y caigas en los abismos de la tumba....!
-Alejandro Tapia y Rivera, Mis memorias.

3 comments

culpable del blog:

  • no apta para la humanidad
  • Puerto Rico
  • My profile

ineptitudes recientes:

evidencia completa de la ineptitud:

Creative Commons License
Esta página y todo su contenido está protegida por la siguiente licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial 2.5 License.

links:


ATOM 0.3



BloGalaxia Powered by Blogger and Blogger Templates